5 consejos de expertos que te pueden ayudar a perder peso sin ningún esfuerzo

consejos de expertos que te pueden ayudar a perder peso sin ningún esfuerzo

Cuando ya tenemos más de 50 años, perder peso se puede convertir en todo un reto. Se necesita mucho tiempo y energía. 

Desde un punto de vista mental y fisiológico, ya no tenemos la misma motivación que cuando teníamos 30 años. 

Por desgracia, en la mente de muchas personas, perder peso sistemáticamente implica severas restricciones y sesiones intensivas de gimnasia. 

Pero debes dejar atrás esos conceptos erróneos: perder peso ya no necesariamente rima con frustración y privación. Ese tiempo ha terminado. 

Para deshacerse de algunos kilos de más, ¡ya no necesitas seguir una dieta seca! Un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada marcan la diferencia. Perder peso sin esfuerzo y sin estrés es posible. Solo tienes que usar el sentido común y cambiar algunos malos hábitos.

El cuerpo se pone a prueba y, la mayoría de las veces, ¡los kilos vuelven con fuerza! ¿Qué podría ser más frustrante que intentar en vano? Ciertamente, algunas dietas restrictivas harán que te derritas como la nieve al sol. 

Frente al espejo, frente a tu nueva silueta, estás muy bien. ¿Pero por cuánto tiempo? Debes saber que la pérdida de peso vertiginosa a menudo es solo una promesa que termina en desilusión. 

Es solo temporal, porque para mantener el peso a largo plazo, se requiere aún más trabajo y restricciones. Para mantener la moral alta, para preservar su salud y mantenerse en buena forma, debes confiar en métodos suaves. Cambiar ciertos hábitos alimenticios y mejorar tu estilo de vida son las verdaderas claves para relajarte sin restricciones.

Concéntrate en estos cinco secretos de que comparten dietistas, que te ayudan a perder peso sin hacer dieta y sin demasiado esfuerzo.

Presta atención a tu dieta

El exceso de peso nunca es bueno, porque es la consecuencia directa de un estilo de vida pasivo y malos hábitos alimenticios. 

Al volver a conectar con una dieta sana, variada y equilibrada, notarás rápidamente una clara diferencia. Por lo tanto, es esencial analizar cuidadosamente tu dieta para descubrir los defectos y señalar con el dedo los alimentos malos que estas comiendo. 

Sobre todo aquellos que representan una alta densidad calórica como los hidratos de carbono. Una vez bien identificados, será cuestión de cambiarlos por alimentos más saludables. 

Por ejemplo, si a menudo comes la llamada carne "procesada" (salchichas, salami, jamón, etc.), es mejor adquirir el hábito de comprar pollo en su lugar. 

Es fácil de cocinar y tiene más beneficios para la salud. ¿Te encantan los dulces? No hace falta recordarte que se trata de alimentos ricos en calorías. Si quieres adelgazar, sin desterrar el azúcar, entonces debes apostar por la fruta. Son vitaminados, sabrosos y te ayudarán a perder peso mucho más rápido.

También te puede interesar leer: Cómo perder 20 kilos en 15 días

No hace falta decirlo, pero la idea sería, por lo tanto, limitar los productos industriales en el plato. Están llenos de azúcares añadidos, sal y grasas saturadas. Procedentes del proceso industrial, ciertos alimentos clasificados como “ultraprocesados” contienen un cóctel de sustancias (emulsionantes, colorantes, edulcorantes, aditivos, etc.) que aumentan el riesgo de sobrepeso, diabetes y enfermedades cardiovasculares. 

El Gran consejo: ¡cocina un poco más a menudo! Al preparar buenas comidas en casa, evitarás consumir demasiadas comidas congeladas o ya preparadas. No escatimes en verduras, pescado, arroz integral, ensaladas y frutas. 

Un día de desintoxicación

Si estás buscando un método alternativo más suave y menos restrictivo de las dietas, sigue la tendencia de la cura de desintoxicación. Para tener un vientre plano y perder caderas, esta solución adelgazante ha demostrado su eficacia.

Porque permite depurar el organismo expulsando toxinas y combatiendo la grasa.

Un día a la semana (o incluso 2), debes introducir esta cura detox. Así que sí, el ritual ideal incluye solo "bebidas" durante 24 horas: agua potable, té verde y deliciosos batidos a base de verduras o frutas. Pero si no puedes soportar esta dieta líquida, hay otra manera de deshacerse de las toxinas, la retención de agua y el exceso de peso.

También te puede interesar leer: Esta es la cantidad de agua que tu cuerpo necesita para perder peso

Reduce el aporte calórico de tu dieta diaria al menos en un 60%. Bebe más líquidos, come trigo sarraceno, requesón y manzanas en pequeñas cantidades. Los expertos coinciden en que este es un método increíblemente efectivo.

Apuesta por los aceites esenciales

¡A menudo se dice que las emociones engordan! Muchas personas sufren de sobrepeso debido a una serie de factores psicológicos y emocionales: estrés, ansiedad, agotamiento, trauma...

Entre un estilo de vida agitado, un trabajo ajetreado, las responsabilidades en el hogar y muchas otras limitaciones diarias, la comida puede convertirse muy rápidamente en una vía de escape. 

Para evitar convertirse en víctima de la bulimia o los trastornos alimentarios, es absolutamente necesario tomarse un tiempo para relajarse y descansar. La aromaterapia puede ser un valioso aliado para paliar el problema.

Combinados con una dieta equilibrada y un poco de ejercicio físico, los aceites esenciales no solo te calmarán sino que también te refinarán. 

Probablemente muchas personas lo desconozcan, pero la aromaterapia ayuda mucho a eliminar las grasas superfluas. Algunos aceites ayudan a la digestión, previenen el almacenamiento de grasa, combaten los antojos y desintoxican el cuerpo. 

También te puede interesar leer: Cómo perder peso con una receta de ensalada con sabor a limón

¿Cómo aplicarlos? En forma de masaje o por vía oral. Pero siempre es mejor consultar la opinión de un médico.

Esto te puede ayudar

  • Aceite de mandarina: un verdadero supresor del apetito que absorbe la grasa.
  • Aceite de geranio: combate eficazmente la retención de agua gracias a sus propiedades diuréticas.
  • Aceite de cedro del atlas: drenante y estimulante, favorece la circulación linfática, drena las piernas y descongestiona la grasa.
  • Aceite de menta: facilita la digestión y el drenaje linfático.
  • Aceite de limón: aliado adelgazante todo en uno para adelgazar

Un buen cuenco de oxígeno

En estos días, muchas personas no tienen la energía o el tiempo para dar largos paseos. Sin embargo, como todo el mundo sabe, el sedentarismo es una auténtica lacra: no realizar ninguna actividad física, pasar horas frente a la pantalla o estar demasiado tiempo sentado, sigue siendo la mejor manera de debilitar la salud y aumentar de peso.

Una hora de paseo al día es muy beneficiosa, tanto para despejar la mente como para aligerar la figura. Entonces, ya es hora de levantarse de su silla o sofá y tomar un poco de aire fresco: un buen tazón de oxígeno para reducir la ansiedad y los antojos de azúcar. Como beneficio adicional, ¡también estimulas tu sistema nervioso!

También te puede interesar leer: Una bebida con perejil y zumo de limón para acelerar la pérdida de peso

Organiza tus compras y planifica tus menús

La organización es la clave para una dieta equilibrada. Al no integrar comida chatarra en casa, necesariamente no correrás riesgo de comerla . Trata de elaborar un plan de alimentación de siete días de antemano, teniendo en cuenta las calorías y el contenido nutricional de los alimentos que elijas. 

Para hacer esto, todo lo que necesita hacer es hacer una lista de compras y seguirla cuidadosamente. ¡Como beneficio adicional, es económico y así evitas el desperdicio!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir