5 malos ejemplos que los padres dan a sus hijos sin darse cuenta

A menudo, los niños imitan a sus padres. Sin embargo, estos últimos no son perfectos y transmiten, sin saberlo, malos valores a sus hijos. Aquí hay 5 cosas que no debes hacer frente a estos pequeños que están en proceso de construir su personalidad.

Ser padre no siempre es fácil, sobre todo cuando somos vulnerables, irritados y a veces sucede que no somos muy delicados frente a nuestros hijos. Sin embargo, hay zonas rojas que no deberíamos cruzar para no arrepentirnos en el futuro.

Índice

    Es importante estar al tanto de nuestro comportamiento

    A menudo se pone a los padres en un pedestal durante la infancia y sus comportamientos son reproducidos por quienes los idealizan. 

    Sin embargo, quienes asumen esta pesada responsabilidad no son perfectos y a veces flaquean. Por eso, es importante ser conscientes de ello y poner el dedo en nuestras carencias porque pueden ser modeladas y reproducidas por los más pequeños hasta la edad adulta.

    1. Las reglas básicas de la cortesía

    Después de los primeros años, los niños aprenden a socializar con sus compañeros de la escuela o con los adultos. Son momentos que pasan por rituales de saludo y cortesía que no se deben descuidar cuando uno es padre. 

    Por lo tanto, aprender reglas básicas como decir “Hola”, “Adiós” y “Gracias” les enseñará a ser amables y respetuosos con los demás. Para esto es necesario tener el mismo comportamiento en presencia de tus semejantes.

    2. Practica la procrastinación

    Todos los padres quieren que sus hijos logren sus metas y muestren fuerza de voluntad en la construcción de su yo idealizado. 

    La procrastinación es la mejor manera de enviar una creencia limitante e inculcar la idea de que podemos ser pasivos a pesar de nuestras altas aspiraciones. 

    Para ayudarlos a convertirse en la mejor versión de sí mismos, haz todo lo posible para explicarles que posponer las cosas es la mejor manera de fracasar en sus esfuerzos.

    3. Ser un oportunista

    Regocijarse por el fracaso o la inexperiencia de otra persona es un comportamiento tóxico que probablemente será modelado por sus hijos. 

    Por eso debemos enseñarles que deben tratar de lograr sus objetivos por sí mismos sin poner obstáculos en el camino de los demás, porque es algo que les permite tener inteligencia emocional y empatía que se manifiesta en el crecimiento.

    4. Los Berrinche

    No saber manejar una emoción como la ira no solo puede trastornar la dinámica familiar sino también ser un paradigma que tus hijos puedan adoptar más adelante. 

    Pueden tener rabietas que pueden tener un gran impacto en su vida en sociedad y su futuro como adultos. Por eso es importante moderar tus sentimientos como padre y discutir en privado. 

    Porque los pequeños espectadores pueden asimilar, que así debe desarrollarse una relación amistosa o romántica.

    También te puede interesar leer: 4 remedios caseros para eliminar los piojos del cabello en niños

    5. Desorganización

    Ya sea que se trate de su espacio personal o de su capacidad para cumplir con sus deberes, sus hijos lo están observando. 

    Para su desarrollo es importante ser disciplinado frente a ellos, de lo contrario les transmitirás este temperamento que les servirá en el futuro

    Para inculcarles este comportamiento, es importante enseñarles desde pequeños a guardar sus juguetes cuando terminen oa participar en las actividades del hogar. 

    Esto puede comenzar con ordenar su cama, pero también ser constante en sus actividades extracurriculares.

    Es importante dar libertad a tus hijos para que puedan explorar el mundo y prosperar, la educación es un estándar que constituye un referente. Y por una buena razón, en un mundo donde se aplican muchos códigos en la sociedad, es importante transmitirlos.

    ¡Ayúdame y comparte!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir