¿Por qué es buena idea lavar la ropa de tu bebé con sal?

Por qué es buena idea lavar la ropa de tu bebé con sal

La ropa de bebé se puede manchar o amarillear con facilidad, especialmente si ha estado guardada durante mucho tiempo. A la hora de lavar esta delicada ropa blanca, es importante tomar ciertas precauciones: la piel del bebé es muy sensible y propensa a la irritación. En este artículo te explicamos cómo lavar correctamente el armario de tu recién nacido.

Todas las futuras madres, y también muchos padres, se complacen mucho en prepararse para la llegada de su hijo. Muchos padres no escatiman en medios ni en energías para crear un verdadero capullo: desde el dormitorio hasta los productos de higiene, pasando por la ropa, este preparado es seguramente uno de los más estimulantes del embarazo.

Sin embargo, tener mil cosas en la cabeza a veces puede impedir que nos centremos en cuestiones esenciales. Como todo el mundo sabe, la piel de los bebés es mucho más fina y delicada que la de los adultos. Por lo tanto, a menudo necesitan cuidados muy especiales. 

No cabe duda ni por un segundo de que los futuros padres ya lo tienen todo preparado: seguro que ya tenéis en stock toda una gama de productos específicos aptos para el baño del bebé y para el cuidado de su piel. 

Pero igual de importante, si no más fundamental, ¿has pensado en lavar toda la ropa que usará tu hijo durante las primeras semanas de su vida?

Desde ropa de cama comprada con amor hasta conjuntos regalados por tus seres queridos, desde el diminuto mameluco hasta la pieza chic, es fundamental lavar estas prendas antes de usarlas. De hecho, esta limpieza evitará todas las infecciones y posibles irritaciones de la piel de su bebé.

También te puede interesar leer: Cuántas veces al día se puede usar la lavadora

No olvides que la ropa se produce en fábricas, lugares muy propicios para el crecimiento de hongos, bacterias y otros piojos. Estas fábricas suelen utilizar productos químicos para el almacenamiento y los artículos también se almacenan en bolsas de plástico expuestas al polvo, las bacterias y los ácaros del polvo. 

No hace falta decir que todos estos químicos pueden ser muy dañinos para la salud general de cualquier persona, especialmente para un bebé. 

Si su ropa no es perfectamente higiénica, muy pronto puede sufrir alergias y problemas de dermatitis provocados por estos productos químicos, que en algunos casos pueden incluso ser cancerígenos.

¿Cómo agregar sal a la ropa?

¿Sabías que la sal se considera un excelente quitamanchas que elimina todo el moho y las manchas amarillas incrustadas en la ropa? Como plus, conserva el brillo de los colores vivos y devuelve toda su blancura a las piezas blancas que parecen sombrías (sobre todo las del hermano mayor o hermana mayor que volverán al pequeño).

En primer lugar, es importante lavar la ropa de los niños por  separado de la de los adultos. Cuando cargue la máquina, agregue la misma cantidad de detergente en el cajón de detergente que antes. Pero en lugar de abrillantador, agregue 2 cucharaditas de sal.

También te puede interesar leer: ¿Cómo conseguir sábanas limpias y casi sin planchar?

Para aportar un delicado aroma fresco y fragante a la ropa, puede combinar sal con unas gotas de aceite esencial.

¿Por qué se debe agregar sal durante el lavado?

Resultó que la  lavadora , por sí sola, no podía quitar por completo la suciedad de la ropa. Esto, por cierto, es muy a menudo la causa de picazón y erupciones en el cuerpo del bebé. Para obtener un buen enjuague, siempre debe usar sal en el lavado. Gracias a este ingrediente desengrasante, podrás eliminar todo tipo de residuos incrustados en las fibras del tejido.

Después de cada lavado, también notarás que la ropa que ha sido enjuagada con sal es mucho más suave y su color es más vibrante. ¡Como beneficio adicional, este ingrediente es ecológico y mucho menos costoso que cualquier detergente!

También te puede interesar leer: Aquí está la temperatura ideal para lavar la ropa y ahorrar un 50% en la factura

También puede preparar una solución salina y verterla directamente en el tambor.

También es importante dejar secar la ropa al sol. Este último elimina cualquier bacteria y  ácaro  de la ropa de tu bebé.

Advertencia: si la ropa puede estar en contacto con insectos, animales o plantas, es preferible que luego se seque por dentro. Asegúrate de eliminar todos los residuos de las fibras de la prenda, para evitar cualquier riesgo de reacciones alérgicas en la piel de tu bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir