¿Por qué debería evitar hacer ejercicio por la noche antes de dormir?

¿Te cuesta conciliar el sueño? ¡Evita el ejercicio nocturno!

¿Te ha pasado alguna vez? Llegas a casa después de un largo día, agotada, con la única idea de meterte en la cama y dormir profundamente. Pero decides aprovechar las últimas horas del día para hacer ejercicio, pensando que te ayudará a descansar mejor. ¡Error! Hacer ejercicio por la noche puede ser contraproducente para tu sueño.

¿Por qué? La respuesta está en nuestro ritmo circadiano, el reloj interno que regula nuestro ciclo de sueño y vigilia. Al hacer ejercicio, nuestro cuerpo libera hormonas como la adrenalina y el cortisol, que nos activan y aumentan nuestra temperatura corporal. Esto dificulta que nuestro cuerpo se prepare para el descanso.

¿Qué consecuencias tiene? Si haces ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarte, puedes experimentar:

  • Dificultad para conciliar el sueño: Te costará más tiempo quedarte dormida.
  • Sueño fragmentado: Te despertarás más a menudo durante la noche.
  • Sueño menos profundo: No descansarás tan bien como si no hubieras hecho ejercicio por la noche.

¿Qué hacer entonces? Si quieres aprovechar los beneficios del ejercicio sin afectar tu sueño, te recomiendo:

  • Realizar ejercicio por la mañana o por la tarde: Lo ideal es hacerlo al menos 3-4 horas antes de acostarte.
  • Evitar el ejercicio intenso por la noche: Opta por actividades más relajadas como yoga o pilates.
  • Escuchar a tu cuerpo: Si te sientes muy cansada o con mucha energía, mejor no hagas ejercicio por la noche.

Mi experiencia: A mí me costó mucho tiempo comprender por qué no podía dormir bien algunas noches. Hasta que descubrí que el ejercicio nocturno era el culpable. Desde que cambié mi rutina y comencé a hacer ejercicio por la mañana, mi sueño ha mejorado notablemente. ¡Ahora duermo profundamente y me despierto con energía!

Consejo: Si quieres mejorar tu sueño, te recomiendo evitar el ejercicio por la noche. Prueba a hacerlo por la mañana o por la tarde y verás la diferencia.

¿Y tú? ¿Has experimentado problemas para dormir después de hacer ejercicio por la noche? ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!

Y si estas buscando más consejos e ideas que te ayuden a sentirte mejor, sigue mis tableros, donde comparto todo tipo de ideas útiles que encuentro cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Comparte y ayúdame a crecer!

This window will automatically close in 5 seconds
42.5kSeguidores