Chiles en Nogada: Una Tradición en Cada Bocado

chiles en nogada

¿Alguna vez te has preguntado cómo se entrelazan la historia, la cultura y el sabor en un solo platillo? Hoy te contaré sobre una receta que no solo deleita el paladar, sino que también encierra un pedacito de la historia de México: los chiles en nogada.

Un Plato con Historia

Los chiles en nogada llevan consigo una leyenda tan colorida como su presentación. Se dice que fueron creados por monjas poblanas en honor al emperador Agustín de Iturbide.

Imagina el año 1821, un país recién independizado, y unas monjas que deciden expresar su patriotismo a través de un platillo tricolor: el verde del perejil, el blanco de la nogada y el rojo de la granada, colores de la bandera mexicana.

El Consejo: Planifica y Prepara

Antes de comenzar, mi consejo es planificar tus tiempos y tener todos los ingredientes a la mano. Esto facilitará el proceso y hará que tu experiencia culinaria sea tan placentera como el resultado final.

La Lista Paso a Paso

  1. Preparación de los Chiles: Comienza asando los 6 chiles poblanos. Luego, pélalos con cuidado y retira las semillas. Es un proceso delicado que requiere paciencia, pero esencial para una buena base.
  2. El Relleno:
  • En un sartén, calienta 1 cucharada de aceite y sofríe 2 cucharadas de cebolla picada junto con 1 diente de ajo picado.
  • Añade los 400 gramos de carne molida de ternera y fríe hasta que esté dorada.
  • Incorpora la manzana verde, el melocotón y la ciruela, todos finamente picados, junto con una cucharada de acitrón y pasas.
  • Cocina por 5 minutos y reserva.
  1. La Salsa de Jitomate:
  • Licua 2 jitomates con una cucharadita de canela en polvo y 5 clavos de olor.
  • Cuela esta mezcla y viértela sobre la carne, cocinando hasta que espese un poco.
  1. La Nogada:
  • Hierve agua y remoja ½ taza de almendras para que puedas pelarlas fácilmente.
  • Luego, licúa las almendras peladas con ¼ de taza de crema para batir y un poco de leche hasta obtener una salsa suave.
  1. El Montaje:
  • Rellena cada chile con la mezcla de carne y frutas.
  • Baña cuidadosamente con la nogada.
  • Decora con granos de granada y hojas de perejil fresco.

La Magia está en los Detalles

Mientras cocinamos, cada paso es un pincelazo en la creación de una obra de arte comestible. La selección de una manzana verde y no otra variedad, por ejemplo, no es casualidad; su toque ácido equilibra los sabores dulces del melocotón y la ciruela. El acitrón, con su textura cristalina, es un dulce hecho a base de biznaga, que aporta un contraste único al paladar.

El Momento de Compartir

Ahora, imagina la mesa servida, el aroma invadiendo la estancia, y los rostros de tus seres queridos iluminándose al ver el platillo que has preparado con tanto esmero. Los chiles en nogada son más que comida; son una experiencia que une y celebra.

Un Viaje Culinario que une Corazones

Después de este viaje por la historia y la cocina, espero que te sientas inspirada para poner manos a la obra y preparar tu propia versión de los chiles en nogada. Al compartirlos, no solo estarás ofreciendo un platillo delicioso, sino también una historia que contar.

¿Qué te parece si nos cuentas tu experiencia al preparar este emblemático platillo? ¿Hay algún otro plato tradicional de tu país que te gustaría que exploráramos juntas? ¡Deja tu comentario y sigamos cocinando historias!

Subir
¡Comparte y ayúdanos seguir creciendo!
39.8kSeguidores