¿Toallas viejas y amarillentas? El truco para blanquearlas y dejarlas suaves como nuevas

El truco para blanquear las toallas y dejarlas suaves

Es cierto que con el tiempo las toallas blancas pueden perder su suavidad y atractivo, y que el amarilleo es un problema común. Sin embargo, existen formas de recuperar el aspecto original de tus toallas. Una de las opciones más efectivas es utilizar un producto blanqueador específico, ya sea en polvo o líquido, en el ciclo de lavado. También se recomienda lavar las toallas con agua caliente y añadir vinagre blanco o limón en el ciclo de enjuague.

Además, es importante evitar el uso excesivo de suavizante y asegurarse de que las toallas estén completamente secas antes de guardarlas. Con estos pequeños cambios, podrás recuperar la suavidad y el atractivo original de tus toallas.

¿Cómo blanquear y suavizar toallas amarillentas?

¿Estás buscando una forma eficaz de recuperar la suavidad y el blanco de tus toallas amarillentas? El bicarbonato de sodio es un excelente opción para lograrlo. Este ingrediente natural es conocido por sus propiedades blanqueadoras y suavizantes, y es fácil de conseguir en cualquier tienda.

Para usar el bicarbonato de sodio en tu lavadora, simplemente añade 2-3 cucharadas en el cajón de detergente y en el tambor de la lavadora. Luego, ejecuta un ciclo de lavado normal para tus toallas. Si prefieres lavar a mano, disuelve la misma cantidad de bicarbonato de sodio en un recipiente con agua caliente, y remoje las toallas amarillentas durante unas horas antes de lavarlas como de costumbre.

Otra opción es el vinagre blanco, también es un excelente suavizante y blanqueador natural. Para usarlo, simplemente agrega media taza de vinagre blanco en un recipiente con agua caliente y remoje las toallas amarillas durante unas horas antes de lavarlas como de costumbre. Con estos métodos, tus toallas recuperarán su suavidad y blancura.

Otros ingredientes naturales para tratar toallas amarillentas y ásperas

Además del bicarbonato de sodio y el vinagre blanco, hay varios otros ingredientes naturales que puedes usar para tratar tus toallas amarillentas y ásperas.

Lo nuevo en el blog

Cómo optimizar el almacenamiento en tu cocina pequeña

Cómo optimizar el almacenamiento en tu cocina pequeña

Cómo tener una cocina pequeña y ordenada sin morir en el intento

Cómo tener una cocina pequeña y ordenada sin morir en el intento

Cómo organizar tu cocina pequeña para que parezca más grande

Cómo organizar tu cocina pequeña para que parezca más grande

Cómo aprovechar al máximo cada centímetro de tu cocina pequeña

Cómo aprovechar al máximo cada centímetro de tu cocina pequeña

Haz Brillar tus Ollas Quemadas con Este Truco Casero

Haz Brillar tus Ollas Quemadas con Este Truco Casero

Limón para toallas más blancas

El limón es un blanqueador natural que puede ayudar a restaurar el brillo de tus toallas amarillentas. Para hacerlo, simplemente agrega medio vaso de jugo de limón y medio litro de agua en el cajón del detergente y ejecuta un ciclo de lavado normal. Si prefieres lavar a mano, coloca dos limones cortados en rodajas en una cubeta con agua hirviendo y remoje las toallas amarillentas durante una hora antes de lavarlas.

Ácido cítrico para blanquear toallas amarillentas

El ácido cítrico, que se encuentra en grandes cantidades en los cítricos, es otro ingrediente natural que puedes usar para blanquear tus toallas amarillentas. Simplemente agrega 8 cucharadas de ácido cítrico en el tambor de tu lavadora y ejecuta un ciclo de lavado vacío. Esto no solo ayudará a blanquear tus toallas, sino que también evitará la formación de cal en tu lavadora.

Con estos trucos naturales y económicos, tus toallas amarillentas recuperarán su brillo y blancura natural. Además, estos métodos son más amigables con el medio ambiente, ya que no contienen productos químicos dañinos.

Subir
¡Comparte y ayúdanos seguir creciendo!
39.8kSeguidores