Cómo limpiar tus zapatillas y dejarlas como nuevas

Hola amigas, ¿cuántas de vosotras tenéis en el armario unas zapatillas que ya no usáis porque están sucias o desgastadas? Si os identificáis con esta situación, ¡estáis de suerte! Hoy os traigo algunos consejos y trucos para limpiar vuestras zapatillas y dejarlas como nuevas.

En este artículo, os mostraré cómo limpiar diferentes tipos de zapatillas, desde las de tela hasta las de cuero, y cómo mantenerlas en perfecto estado para que puedan acompañaros en vuestras aventuras diarias. Además, aprenderéis algunos trucos caseros y económicos que os ayudarán a mantener vuestras zapatillas limpias y frescas por más tiempo.

Así que, sin más preámbulos, ¡vamos a descubrir cómo resucitar esas zapatillas olvidadas y darles una nueva vida!

1. Preparación antes de la limpieza

Antes de comenzar a limpiar vuestras zapatillas, es importante prepararlas correctamente para aseguraros de que los métodos de limpieza sean efectivos y no dañen el calzado. Aquí os dejo algunos pasos previos a seguir:

a) Retirar los cordones y plantillas

Quita los cordones y las plantillas de las zapatillas. Esto permitirá limpiarlos por separado y acceder mejor a todas las áreas del calzado.

b) Eliminar el exceso de suciedad

Usa un cepillo de cerdas suaves o un cepillo de dientes viejo para eliminar todo el exceso de suciedad adherida a la superficie de las zapatillas. No olvides prestar especial atención a las áreas difíciles, como las costuras y las ranuras de la suela.

Quieres guardar este pin para verlo después? Pulsa aquí para guardarlo en Pinterest

2. Limpieza de zapatillas de tela

Las zapatillas de tela, como las de lona o las deportivas, suelen ser las más fáciles de limpiar. Aquí os dejo algunos métodos que os pueden resultar útiles:

a) Lavar en la lavadora

Una de las formas más sencillas de limpiar las zapatillas de tela es lavándolas en la lavadora. Introduce las zapatillas en una funda de almohada o en una bolsa de lavado especial para protegerlas durante el ciclo de lavado. Utiliza un programa delicado, agua fría y un detergente suave. No uses suavizante ni lejía.

b) Limpieza a mano

Si prefieres limpiar tus zapatillas a mano, simplemente mezcla un poco de detergente suave con agua tibia y utiliza un cepillo de cerdas suaves o un cepillo de dientes viejo para frotar suavemente la superficie de las zapatillas. Enjuágalas con agua fría y déjalas secar al aire libre, lejos de fuentes de calor directo.

3. Limpieza de zapatillas de cuero

Limpiar las zapatillas de cuero puede ser un poco más complicado, ya que este material es más delicado y requiere un cuidado especial. Aquí os dejo algunos consejos para limpiar las zapatillas de cuero y mantenerlas en perfecto estado:

a) Limpieza con productos específicos

Utiliza productos de limpieza específicos para cuero, como cremas o toallitas limpiadoras. Aplica el producto siguiendo las instrucciones del fabricante y frota suavemente la superficie de las zapatillas con un paño suave o un cepillo de cerdas suaves.

b) Limpieza con jabón neutro

Si no dispones de productos específicos para cuero, puedes utilizar un jabón neutro para limpiar tus zapatillas. Mezcla un poco de jabón neutro con agua tibia y aplica la solución en la superficie de las zapatillas con un paño suave o un cepillo de cerdas suaves. Asegúrate de no empapar el cuero y de no frotar demasiado fuerte. Enjuaga con un paño húmedo y deja secar al aire libre, lejos de fuentes de calor directo.

4. Cuidados adicionales y mantenimiento

Para mantener vuestras zapatillas siempre como nuevas, os comparto algunos consejos adicionales y de mantenimiento:

a) Limpiar los cordones y las plantillas

Lava los cordones y las plantillas por separado, utilizando detergente suave y agua fría. También puedes reemplazar las plantillas por unas nuevas si están muy desgastadas o tienen mal olor.

b) Secar correctamente las zapatillas

Deja que las zapatillas se sequen al aire libre, en un lugar bien ventilado y lejos de fuentes de calor directo, como radiadores o el sol. No utilices secadoras ni secadores de pelo, ya que podrían dañar el material de las zapatillas.

c) Utilizar protectores y productos de mantenimiento

Aplica protectores impermeabilizantes y tratamientos específicos para el material de tus zapatillas, según las recomendaciones del fabricante. Esto ayudará a mantenerlas en buen estado y a prevenir futuros daños.

d) Guardar las zapatillas correctamente

Guarda tus zapatillas en un lugar fresco, seco y bien ventilado. Si es posible, utiliza bolsas de tela o cajas de almacenamiento específicas para calzado, que permitan la circulación del aire y eviten la acumulación de humedad y malos olores.

¡Y eso es todo, amigas! Ahora ya sabéis cómo limpiar y mantener vuestras zapatillas en perfecto estado, para que estén siempre listas para acompañaros en vuestro día a día. Espero que estos consejos os hayan sido útiles y os animéis a darles una nueva vida a esas zapatillas que creíais perdidas.

Me despido de vosotras deseándoos mucho éxito en vuestra aventura de limpieza de zapatillas. ¡Hasta la próxima! Y ahora me gustaría preguntaros: ¿tenéis algún otro truco o consejo para limpiar y cuidar las zapatillas que queráis compartir con nosotras? ¡Dejad vuestros comentarios abajo y compartamos nuestras experiencias!

Y si estas buscando más consejos e ideas que te ayuden a sentirte mejor, sigue mis tableros, donde comparto todo tipo de ideas útiles que encuentro cada día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Comparte y ayúdame a crecer!

This window will automatically close in 5 seconds
42kSeguidores