Los 5 problemas más comunes del cuero cabelludo: ¿Cómo solucionarlos?

¿Sabías que tu cuero cabelludo también padece el estrés? Así es, y se ve evidenciado en varias problemáticas, como la pérdida del pelo. A continuación, te mostrare los efectos más comunes y cómo puedes corregirlos.

Tu cabello también puede verse afectado por tu estado de ánimo. Aunque puede ser un padecimiento temporal, se puede convertir en algo más serio. Los efectos más comunes son:

  1. Pérdida del pelo
  2. Cuero cabelludo seco
  3. Cuero cabelludo graso
  4. Quiebre
  5. Resequedad
Índice

    1. Pérdida del cabello

    Hay 3 tipos:

    • Efluvio telogénico: el estrés empuja grandes cantidades de folículos pilosos a la fase telógena, lo que hace que el pelo se debilite de raíz y se caiga.
    • Tricotilomanía: en este caso, el pelo no se cae por su propia cuenta, sino que surge un impulso incontrolable por arrancarlo.
    • Alopecia areata: enfermedad que afecta a los folículos pilosos. El pelo se cae en mechones, dejando áreas calvas. La buena noticia es que ni el estrés ni la pérdida del cabello por estas causas son permanentes.

    2. Cuero cabelludo seco

    La comezón en el cuero cabelludo y la descamación son algunos de los síntomas que delatan a un cuero cabelludo seco. Este problema se presenta cuando, por estrés, las hormonas liberan sustancias que hacen que tu cuero cabelludo pierda la humectación.

    Además de tratar de reducir los niveles estrés, es importante que le brindes a tu cabello y cuero cabelludo la hidratación que necesita.

    3. Cuero cabelludo graso

    Esto se debe a que, cuando entra en un estado de estrés, tu cuerpo produce más grasa, la cual puede verse reflejada en un brote de acné o en un cuero cabelludo graso, entre otros signos.

    Además de buscar nuevas formas de relajarte, puedes atacar el problema del cuero cabelludo graso haciendo una exfoliación semanal.

    4. Quiebre

    Si notas que tu cabello se está cayendo demasiado, obsérvalo bien e identifica si tiene raíz (esa bolita blanca que está en uno de los extremos). Si no tiene, entonces significa que es una pérdida por quiebre.

    Si notas que tu cabello se ve más reseco y opaco de lo normal, es momento de bajarle al estrés y apostar por fórmulas que fortalezcan la fibra de raíz.

    5. Resequedad

    Quizá tu cuero cabelludo no sufra resequedad, pero eso no quiere decir que tu cabello no pueda resecarse. Otros de los efectos del estrés en el cabello es una fibra deshidratada y porosa, que puede lucir maltratada, opaca y con frizz.

    ¡Ayúdame y comparte!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir